Los fertilizantes son compuestos orgánicos o inorgánicos que son asimilados por las plantas mediante mecanismo de absorción que posea la misma.

Una de las principales funciones de los fertilizantes es alcanzar con los rendimientos óptimos de los cultivos, evitar cualquier tipo de enfermedad causada por la deficiencia de algún nutriente, mantener las plantas en su estado óptimo para floración; o estimular floración, producción o mejoramiento de la raíz.

Existen fertilizantes granulados de fórmulas tanto física como química y de liberación lenta, fertilizantes solubles en agua, fertilizantes foliares y otras enmiendas específicas. Los fertilizantes solubles en agua como los fertilizantes foliares son los que enviamos bajo un sistema de irrigación o un sistema de riego específico.

Las consecuencias de no fertilizar o abonar pueden ser:

  • Enfermedades por deficiencias nutricionales en las plantas.
  • Bajo rendimiento en la producción, baja productividad.
  • Las plantas pueden morir por deficiencias nutricionales.
  • Población de malezas que debilitan el desarrollo de nuestro cultivo.
  • Deformidad en el producto final.